Rich, uno de los tres extranjeros que vive en Colombia | Marca País Colombia
Compartir
Se trata de tres personas que rara vez se habían planteado la idea de irse a vivir al extranjero; pero cuando decidieron visitar Colombia estaban destinadas a cambiar de opinión. Lo que comenzó como uno de tantos viajes terminó por transformar su vida. Lee sus historias, ¡y seguro que después estarás impaciente por visitar Colombia!

Stephan Battaglia, el suizo que descubrió a la gente más acogedora del mundo

Stephan, one of the three foreigners who is living in Colombia | Colombia Country Brand

Stephan no ha cumplido aún treinta años. Es panadero, y le encantan los colombianos. Hace seis años, a pesar de no hablar español, decidió visitar Colombia para ver a su tío, que vivía en Colombia, en Medellín, para ser más precisos.

Esa primera visita a nuestro país fue para él una experiencia transformadora. ¿Por qué? Porque conoció dos ciudades de Colombia que ahora son de sus favoritas: Medellín y Cartagena. Las dos son grandes exponentes de lo que más lo sedujo: la cultura colombiana. Aquel viaje le supo a poco, por lo que al año siguiente decidió regresar.

En 2015 ya estaba de vuelta en el país. Esa vez la ciudad de Cartagena fue temporalmente su segundo hogar: pasó allí tres meses estudiando español. Fue entonces cuando se enamoró definitivamente del país. Se le metió en la cabeza una idea fija: «No me quiero ir de aquí». Así que decidió olvidarse de Suiza y empezar una nueva vida en Colombia, dedicándose a lo que mejor sabe hacer: trabajar como panadero; solo que, esta vez, en Medellín.

Actualmente es propietario de Swiss Bakery, junto con su socia y novia colombiana, Alejandra Cubillos.

¿Qué opinión tienes de los colombianos?

«Nunca he conocido gente más amable que los colombianos. Se interesan sinceramente por ti, quieren saber cómo te sientes. Todo el mundo se conoce, y enseguida ya eres su parcero (amigo)».

¿Cómo definirías tu experiencia en el país?

«La verdad es que me siento como en casa.  Me encanta el clima de Medellín, tan cálido como su gente. Otra cosa es que el costo de la vida en Colombia está muy bien».

Renée Gerges, una libanesa que encontró alegría viviendo en Colombia

Renée, one of the three foreigners who is living in Colombia - Renée Gerges, her husband and their children in a wedding celebration | Colombia Country Brand

En 2008, Renée vivía en Venezuela. Resuelta a pasar página en su carrera profesional, decidió visitar Colombia. Ya tenía varias amigas colombianas, una de las cuales la invitó a quedarse en su casa en Bogotá. Toda la vida le estará agradecida a esa amiga colombiana por el apoyo que le prestó en el inicio de su aventura.

Actualmente, Renée está casada con un colombiano, que es el padre de sus dos hijos. Es gerente de ventas de una empresa del país y tiene un negocio propio de reparto de comida libanesa.

¿Por qué te sientes conectada con Bogotá?

«Bogotá tiene todo lo que me gusta. Es una ciudad para hacer negocios, pero también es turística y cultural».

¿Qué es lo que más te gusta del país?

«Viajar, sin lugar a dudas. He estado en Cartagena, Barranquilla, San Andrés, el Paisaje Cultural Cafetero. La lista sería interminable. Lo increíble es que de cada lugar conservo los mejores recuerdos de mi vida».

Rich Holman, un estadounidense que descubrió «el secreto mejor guardado del mundo»

Renée, one of the three foreigners who is living in Colombia | Colombia Country Brand

A Rich se le ocurrió visitar Colombia en agosto de 2006, cuando disponía de una semana de vacaciones. Tenía dos amigos en Florida con amigos colombianos, y ellos le recomendaron que visitara Medellín. Nada más llegar, su primera reacción fue pensar: «¡Oye, este es el secreto mejor guardado del mundo!»

Disfrutó tanto de su estadía que volvió en octubre de 2006 para pasar otra semana de vacaciones. Fue entonces cuando decidió comprar un apartamento antes de que «el mundo descubriera» Medellín y subieran los precios.

Buscó en Medellín un agente inmobiliario que hablara inglés, y no encontró ninguno. Entonces empezó a hacer planes de fundar una agencia inmobiliaria que pudiera atender a extranjeros. En 2007 se instaló en Medellín, compró un apartamento y abrió una oficina.

¿Cómo describirías tu experiencia en estos años?

«Creo que deberíamos cambiarle el nombre a Medellín. En vez de llamarla La Ciudad de la Eterna Primavera, habría que decir La Ciudad de la Eterna Juventud. Estoy convencido de que aquí la gente vive más años y más feliz. El clima, la amabilidad de los colombianos, el hecho de que se trabaja para vivir en vez de vivir para trabajar, una excelente atención médica y una energía muy positiva, todo eso se combina y genera felicidad y una mejor calidad de vida».

¿Por qué les insistes a otras personas para que visiten el país?

«Yo le digo a todo el mundo que venga a conocer este país increíble y tan diverso. Aquí hay algo para todos, y tal como está la tasa de cambio, las vacaciones les resultan baratísimas. Cuando uno descubre este país maravilloso, se queda definitivamente con ganas de volver».

Ven a visitar Colombia y disfruta de los distintos estilos de vida y experiencias culturales que ofrece cada destino.

También te podría interesar:

5 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS CONOCER COLOMBIANOS

¿A Colombia por qué se la conoce?

CINCO DE LOS MEJORES LUGARES PARA VISITAR EN COLOMBIA

Compartir