Compartir
Islas del Rosario, pequeño archipiélago que es parte de la zona insular de Cartagena, se encuentra en la región Caribe, en el departamento de Bolívar.

Sumergirse en saberes

Beatriz Ossa

Islas del Rosario, Cartagena

Islas del Rosario, pequeño archipiélago que es parte de la zona insular de Cartagena, se encuentra en la región Caribe, en el departamento de Bolívar. Para llegar se debe navegar en aguas caribeñas desde la Heroica. Una vez allí, se es testigo del diverso ecosistema submarino que forma la plataforma coralina más extensa del Caribe colombiano. Ese acuario natural ofrece un espectáculo de peces multicolores, rayas, tortugas marinas, arrecifes, delfines… toda una diversidad de especies no solo marinas, pues también es posible divisar bosques costeros de manglar y extensos pastos marinos que rodean las islas. Este es el lugar de trabajo de Beatriz Ossa, bióloga marina que decidió dejarse seducir por las corrientes cálidas del mar Caribe y es hoy instructora de buceo y dueña de la escuela Diving Planet. Su misión es dar a conocer la importancia del cuidado del medio ambiente. Basada en su amor por el mar, busca que quienes bucean con ella se enamoren de la riqueza marina. Con amabilidad, paciencia, alegría y tranquilidad, quiere concientizar a quienes toman clases de buceo.

Beatriz Ossa.

Beatriz sabe que requiere de un conjunto de cualidades para sembrar pasión por el mar, por el buceo, y para lidiar con el miedo y el estrés que genera enfrentarse a la profundidad de esa inmensa masa de agua. Tener “seguridad, tranquilidad y ser buena persona” son las tácticas que usa para generar un ambiente cálido y romper con el temor. Calidez es lograr construir una relación cercana con sus alumnos y, sobre todo, que estos le entreguen sus miedos, “es cercanía, camaradería, amabilidad, es enseñar”. Ella sabe que construir ese ambiente acogedor requiere de esfuerzo, pero lo logra “con amor, aceptando y respetando las diferencias de los otros, con una sonrisa”. Esta se materializa en el rostro de los estudiantes, quienes cargan una expresión de tensión cuando llegan, pero al irse reflejan su felicidad y el amor por el océano.

Compartir